Icono del sitio

Fotografía de emociones

Anuncios

Hacer fotografías es fácil. Todo el mundo las hace. A cada rato. Con cualquier dispositivo. No puedo opinar de la fotografía de arquitectura, o de objetos. Sólo puedo opinar de lo que hago, que es fotografía a personas. No importa si se trata de adultos, o de niños. Mi objetivo, con quien sea, es solamente uno: capturar imágenes emocionales.

Puedes hacer una fotografía bonita, bien editada, bien equilibrada en colores, saturación, con una nitidez impresionante, y que al mismo tiempo no transmita absolutamente nada. Para mi, esa fotografía, por muy buena a nivel técnico que sea, entonces no vale nada.

Una sonrisa: el valor más importante

Una sonrisa, un abrazo, una lágrima, miradas cómplices, un bostezo, una cara de sorpresa. Fotografiar emociones, hace que, tiempo después, cuando mires las fotografías tu corazón se encoja y puedas conseguir sentir lo mismo que sentías en el momento que te hicieron las fotografías.

Por ejemplo, al ver ésta fotografía. Puedo sentir la emoción y la alegría de esta pareja. Si miro al chico, me transmite paz, me transmite un sentimiento de amor profundo. Si miro a la chica, esa sonrisa me transmite alegría, ilusión.

La fotografía emocional sirve para todo el mundo, precisamente porqué no se necesita posar, sólo se necesita una cosa: ser nosotros mismos.

Salir de la versión móvil