Cada familia es única y especial en su forma imperfecta de ser

¿ Recuerdas cuándo tu hijo/a… ?
El tiempo pasa demasiado rápido. Si habéis experimentado tu primer o segundo año como papis seguro que sabéis de que hablo. El trabajo, el corre corre, los colegios, las obligaciones del día a día nos desconectan de las pequeñas cosas que más adelante nos encantaría recordar.

La misión de un fotógrafo de familia es saber capturar esos pequeños detalles . Los gestos, las miradas cómplices, una caricia, un abrazo que calma, un beso que anima. Es muy importante que a la hora de contratar a un profesional de la fotografía escojáis a una persona detallista y empatica, que se sensibilice y emocione con vuestras historias.

¡ Queremos inmortalizar vuestros recuerdos !